El límite amenazado

Las fronteras del sistema de la realidad están siendo amenazadas de muerte. Nos perdemos en la vorágine de una sociedad desestructurada en la que se mantienen los significantes pero mutan los significados. ¿Dónde está el límite hoy en día?.

Las exposiciones de arte abren con juegos para niños, Dj´s y tapas y la nueva belleza alaga a las gordas con cara bonita. Si todo concepto ha sido dislocado, ¿qué queda detrás de la máscara?, ¿qué ocurrirá cuando esas gordas reclamen también el derecho a ser feas?, ¿dónde quedará recluida la belleza?, ¿cómo se definirán el arte, la justicia y el resto de las cosas?. Esto no es un secuestro, es una ejecución.

Como decía Baudrillard, el exceso de bien provoca inevitablemente el mal. Será sujeto de estudio quién ha quedado libre de cargos y reclame su propia pena de muerte, su derecho a hacer el mal y a ser juzgado, no lo contrario. Vivimos en la dictadura del bien, otra más en la que el fin lo justifica todo. Mucho menos original de lo que se pretende.

Hemos construido un universo inocuo, superfluo y reconfortante que nos convierte en débiles, no nos enseña a enfermar, y nos hace intolerantes al sufrimiento inherente a la vida. No hay bien sin mal. Hemos perdido el equilibrio.

Esta es la peligrosidad de aniquilar al límite. Con él se van la crítica y el pensamiento, el acontecimiento y la historia. La pornografía sustituye al erotismo, y la opinión a la teoría.

Al desdibujarse el límite nos quedamos sin eco y sin verdadero espejo, repitiéndonos hasta el infinito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s