Eternos

Era nuestro sueño: no trabajar jamás, morir como reyes, despreciar el dinero y estar juntos de por vida, aunque dejáramos de querernos. Íbamos a labrarnos un gran carácter y una odiosa reputación.

Primero tuvimos que ser esclavos, después cayeron los mitos y con ellos sus cadenas. Recién nacidos y sedientos, vagamos por el mundo sudando su geografía, comenzando por el verbo.

A la vuelta, cierto día que no recuerdo, las respuestas nos invadieron en la fría casa del pueblo. Fue en aquel atardecer de invierno, concentrados en distraernos, cuando ganamos a la vida, y nos hicimos eternos.


One response to “Eternos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s